Consejeros de Seguridad

Desde el 1 de enero de 2000, con la incorporación de la Directiva 96/35/CE al ordenamiento jurídico interno, es obligatorio que las empresas dispongan de consejeros de seguridad. Con los cambios normativos producidos hasta la fecha, actualmente cualquier empresa cuya actividad comporte el transporte de mercancías peligrosas por carretera, o las operaciones de embalaje, de carga, de llenado o de descarga relacionadas con estos transportes, excepto aquéllas que se vean afectadas por algún tipo de exención en las condiciones y cantidades previstas en el ADR, designará uno o varios consejeros de seguridad, para el transporte de mercancías peligrosas, encargados de ayudar en la prevención de riesgos para las personas, los bienes o el medio ambiente, inherentes a estas actividades

Funciones de los consejeros de seguridad

Las funciones del consejero de seguridad, según el ADR, adaptadas a las actividades de la empresa, serán las siguientes:

  • Examinar que se respeten las disposiciones relativas al transporte de mercancías peligrosas.
  • Asesorar a la empresa en las operaciones referentes al transporte de mercancías peligrosas.
  • Redactar un informe anual destinado a la dirección de la empresa o, en su caso, a la autoridad pública local, sobre las actividades de esta empresa relativas al transporte de mercancías peligrosas.

Las funciones del consejero comprenderán, además, en particular el examen de las siguientes prácticas y procedimientos referentes a las actividades implicadas:

  • Los procedimientos encaminados a la observancia de las reglas sobre identificación de las mercancías peligrosas transportadas.
  • Los procedimientos de la empresa sobre la valoración de las necesidades específicas relativas a las mercancías peligrosas, en la adquisición de los medios de transporte.
  • Los procedimientos que permitan comprobar el material utilizado para el transporte de las mercancías peligrosas o para las operaciones de carga o descarga.
  • La adecuada formación de los empleados afectados de la empresa, incluyendo los cambios en la reglamentación, y el mantenimiento de los registros de dicha formación.
  • La aplicación de procedimientos de urgencia apropiados en caso de accidentes o incidentes que puedan afectar a la seguridad durante el transporte de mercancías peligrosas o durante las operaciones de carga o descarga.
  • La realización de análisis y, en caso necesario, la elaboración de partes sobre los accidentes, incidentes o infracciones graves que se hubieren comprobado en el curso del transporte de mercancías peligrosas, o durante las operaciones de carga o descarga.
  • La aplicación de medios adecuados para evitar la repetición de accidentes, de incidentes o de infracciones graves.
  • La observancia de las disposiciones legales y la consideración de las necesidades específicas relativas al transporte de mercancías peligrosas en lo referente a la elección y utilización de subcontratistas o terceros participantes.
  • La comprobación de que el personal encargado del transporte de las mercancías peligrosas o de su carga o descarga dispone de procedimientos de ejecución y de consignas detalladas.
  • La realización de acciones de sensibilización a cerca de los riesgos relacionados con el transporte de las mercancías peligrosas o de la carga o la descarga de dichas mercancías.
  • La aplicación de procedimientos de comprobación con objeto de garantizar la presencia, a bordo de los medios de transporte, de los documentos y de los equipos de seguridad que deben acompañar a los transportes, y la conformidad de estos documentos y de estos equipos con la normativa.
  • La aplicación de procedimientos de comprobación con objeto de garantizar la observancia de las reglas relativas a las operaciones de carga y descarga.
  • La existencia del plan de protección previsto en 1.10.3.2..

Además de lo anterior, el Real Decreto 97/2014, prescribe lo siguiente:

  • Atender los requerimientos de los Servicios de Inspección del Transporte, aportando los datos en relación con el centro y área de actividad objeto de inspección, en la que el consejero de seguridad tenga designada su adscripción.
  • Recabar los datos necesarios para confeccionar el informe sobre accidentes.
  • Los consejeros de seguridad que causen baja en una empresa, ya sea a iniciativa propia, de la empresa o por caducidad de su certificado, deberán emitir un informe anual parcial de las actividades realizadas por la empresa durante el periodo del año en que el consejero se haya encontrado en alta, con los datos que la empresa deberá facilitar obligatoriamente al consejero. Los datos incluidos en este informe deberán ser considerados por el consejero entrante en la redacción del informe anual correspondiente.
  • En el caso de que el motivo de baja de un consejero de seguridad sea el cese de la actividad de la empresa deberá remitir a esta un informe anual de las actividades realizadas por la empresa durante el periodo del año en que se haya encontrado en alta.
  • Realizar, como mínimo, una visita inicial y una al año a cada establecimiento o instalación en donde se desarrollen actividades con mercancías peligrosas.

En MANA, Formadores y Consultores S.L. ofrecemos las labores de Consejero de Seguridad Externo, servicio que llevamos asumiendo en distintas empresas de todo el estado, desde el 2000, año en que se establece la obligatoriedad de esta figura.