Martes 22 de Mayo del 2018

Policía Foral y Guardia Civil se encargarán de observar el cumplimiento de las restricciones en N-121-A, N-121-B y NA-1210.

Es importante dar difusión a las prohibiciones para que el sector del transporte disponga de la información necesaria antes del 4 de junio, momento en el que se cerrarán los túneles de Belate y Almandoz y el tráfico se desviará por el puerto.

La restricción planteada por el Gobierno de Navarra desde el 4 de junio hasta el 15 de julio afectará a los vehículos de mercancías en tránsito, es decir, aquellos que no tengan ni origen ni destino en la zona que rodea las carreteras N-121-A, N-121-B y NA-1210. Según sea la numeración de su matrícula -par o impar- no podrán circular por estas vías en semanas alternas entre las 6.00 y las 22.00 horas.

La primera semana, entre el 4 de junio y el 10 de junio, estarán autorizados los camiones con matrícula impar, y las numeraciones se alternarán hasta el 15 de julio, cuando el Gobierno de Navarra evaluará y revisará las restricciones, ante un previsible descenso del tráfico pesado a partir de esta fecha.

Las patrullas de la Policía Foral y de la Guardia Civil, se encargarán de observar el cumplimiento de las restricciones. Ambos cuerpos están diseñando los planes específicos que implementarán a partir del 4 de junio, como establecer controles fijos en el entorno de los túneles de Ezkaba y en el polígono industrial de Bera, donde parará a los conductores, según su matrícula y la semana en curso, para informarse acerca de su destino y determinar si se trata de un vehículo de paso o que tenga como destino u origen la zona. En el caso de que el transporte no cumpla con la prohibición,  los agentes expedirán una denuncia con una sanción  una sanción de 200 euros.